Para que nunca más sufras de uña encarnada.

Loading...

Una uña encarnada puede ser muy dolorosa. Este fenómeno se produce cuando la uña vuelve a crecer debajo de la piel. En algunos casos una intervención quirúrgica es necesaria para solucionarlo. Pero antes de llegar ahí, algunos trucos naturalespuede ayudar a curar la uña encarnada.

Existen muchos factores vinculados a la encarnación de la uña. Los traumas pueden ser los responsables. Por ejemplo, en el caso de los atletas, un choque violento puede romper la uña y ésta puede crecer debajo de la piel. Otro factor puede ser también los zapatos muy estrechos, vicios en las pedicures, o también artrosis.

Síntomas de uña encarnada:

– Dificultad para cortar la uña
– Enrojecimiento, hinchazón y dolor en la piel lateral
– Dolor al caminar

Aquí te traemos un truco natural para curar la uña encarnada. Sin embargo, a las personas diabéticas o las que sufren de artritis, se les recomienda consultar su podólogo.

Loading...

Truco para curar uña encarnada

Necesitas:

– Un algodón
– Un recipiente con agua caliente
– Una pinza para depilación

Cómo proceder
Remoja los pies en agua tibia mezclada con bicarbonato de sodio, durante 15-30 minutos. Repite la operación dos o más veces al día. Este truco te ayudará a suavizar la piel y las uñas para que sean más maleables.

Asegúrate de que la uña está bien cortada y sin espinas en los bordes.
Luego, usando la pinzas, pon un pequeño trozo de algodón entre la uña y la piel con el fin de evitar que la uña vuelva a su lugar. El algodón no debe sobrepasar la uña.

Puede aplicar áloe vera o ajo sobre el algodón antes de colocarlo en la zona afectada. Estos productos naturales son muy eficaces antibacteriana y antifúngica para el tratamiento de la infección de uña encarnada.

Cambia de algodón cada 24 horas durante 15 días. Normalmente, la uña debería volver a crecer.

Como prevenir uña encarnada

Trata de mantener las uñas a una longitud moderada, cortándolas perfectamente cada 2 o 3 semanas. Asimismo, asegúrate de usar zapatos cómodos y el tamaño adecuado para no ejercer presión sobre los dedos de los pies. Opta por un espacio mínimo de 0,5 cm entre los dedos de los pies para que se puedan mover libremente.

Asegúrate de que tus uñas no se doblen o se vuelvan agudos. Al cortar las uñas, no dejes extremos afilados, lo que aumentaría el riesgo de la encarnación de la uña.

Loading...

BIENVENIDOS A MUNDO RECETAS

Loading…

error: Content is protected !!