11 Remedios caseros para la tos seca y tos con flema

Loading...

Estos son los 11 mejores remedios caseros para la tos que puedes preparar rápido, barato y en casa. Son remedios 100% naturales, muy efectivos y que podrás dárselos a toda la familia.

Con los cambios de estación, llegan las diferentes temperaturas, que suelen traen algunas dolencias bastantes molestas. La tos es una de ella, y es la forma en que el organismo elimina el moco de los pulmones y las vías respiratorias.

Cada vez que toses, tu cuerpo se está defendiendo, pero puede resultar bastante molesto, incluso puede  impedir que logres  un buen descanso; es importante saber diferenciar la tos con flemas de la tos seca, para saber cuáles son las causas que las originan y cómo tratarlas de manera más eficaz con remedios caseros.

¿Cómo diferenciar la tos seca de la tos con flema?

  • Tos seca: no existen mocos ni flemas en las vías respiratorias, aunque sí una leve picazón en la garganta. Generalmente es ocasionada por una infección respiratoria leve, como un resfriado o incluso por el humo del cigarrillo o el polen, factores bastante irritantes. Generalmente sentirás que empeora en horas de la madrugada, cuando descansas.
  • Tos con flemas: ocurre cuando tienes acumulaciones de secreciones líquidas y moco en la laringe y los pulmones. Nuestro cuerpo, que es una maquinaria perfecta, quiere expulsar esas secreciones, y la forma de hacerlo es tosiendo; La constante acumulación de moco que no logra expectorarse, puede producir infecciones respiratorias graves, además de ser bastante molesta e irritante.
  • Cuando empiezan a aparecer los primeros síntomas de tos seca o de la tos con flemas, es aconsejable en primera instancia probar la eficacia de los remedios naturales, esos que usaban nuestros ancestros para aliviar todo tipo de dolencias. La naturaleza es sabia y nos ofrece productos naturales para realizar diferentes brebajes, que además de aliviar las molestias de la tos, son nutritivos y sabrosos; estos remedios naturales los puedes elaborar con ingredientes simples, que seguramente tienes en la despensa de tu cocina o en tu jardín.

Remedios caseros para la tos seca

La tos seca se trata mejor con supresores como la miel, por ejemplo. Los masajes en el pecho y en la espalda también pueden contribuir a mejorar las molestias de la tos seca, lo mismo que evitar la exposición permanente al humo del cigarrillo y al polvo.

Miel

Cuando hablamos de la miel, en realidad hablamos de un ingrediente natural con múltiples beneficios para la salud. Es un calmante eficaz para calmar la garganta irritada y combatir las bacterias gracias a su poder antimicrobiano.

Cómo ingerirla:

  • Toma dos o tres cucharadas de miel orgánica cuando tengas un ataque de tos o cuando sientas irritada tu garganta.
  • También puedes agregar dos cucharadas de miel a una taza de té o de agua caliente.
  • O puedes optar por preparar un jarabe, diluyendo una taza de miel en ¼ de taza de agua hirviendo. Agrégale unas gotitas de jugo de limón, y en el transcurso del día, toma dos o tres cucharadas de este delicioso jarabe natural.

Menta

Uno de los componentes más importantes de la menta, es el mentol, que es un aliado eficaz para combatir el resecamiento de la garganta y suprimir la tos.

Loading...

Modo de preparación:

  • Hierve tres o cuatro tazas de agua en una cacerola, cuando el agua esté en ebullición, agrega cuatro o cinco hojitas de menta y cubre tu cabeza con una toalla, para inhalar los vapores del agua hirviendo. Inhala profundamente los vapores de menta, notarás como inmediatamente tus vías respiratorias se abren y te facilitan la respiración, calmando la tos al instante.
  • Prepara un té de menta: aplasta entre siete y diez hojas bien verdes de menta, previamente lavadas, en un mortero; hierve un poco de agua y cuando ésta se enfríe, agrégale las hojas de menta y deja reposar la infusión alrededor de diez minutos. Retira los restos de las hojas de menta y bebe este delicioso té de menta para evitar los ataques de tos.

Té de jengibre y vinagre de manzana

Antes de acostarte prepara esta bebida, combinando las propiedades benéficas de la pimienta de cayena, el jengibre y el vinagre de manzana, para relajar las vías respiratorias. El jengibre contiene compuestos bioactivos, que son conocidos por sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antitusivas.

Ingredientes:

  • ¼ de cucharada de pimienta de cayena
  • ¼ de cucharada de jengibre molido
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Una taza de agua

Modo de preparación:

Mezcla todos los ingredientes en una taza de agua caliente, hasta que queden bien integrados. Antes de irte a dormir, ingiere este brebaje natural para aliviar los síntomas de la tos seca.

Té de raíz de regaliz

La raíz de regaliz tiene propiedades que la convierten en un excelente expectorante y demulcente, gracias a su principal componente, la glicirrina.

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de regaliz seca
  • Una taza de agua

Modo de preparación:

Coloca las dos cucharadas de raíz de regaliz en una taza, una vez que el agua hierva, cubre la raíz de regaliz y déjala en reposo por quince minutos. Cuela la infusión y bébela hasta dos veces por día.

Té de tomillo

El tomillo era utilizado en la antigüedad como una hierba para infundir coraje y como muestra de respeto. En la actualidad se sabe que sus propiedades antimicrobianas relajan los músculos de la laringe y los bronquios, abriendo de esta manera las vías respiratorias y reduciendo los impulsos de la tos.

Ingredientes:

  • Un puñado de tomillo fresco o dos cucharadas de tomillo en polvo
  • Una taza de agua
  • Dos cucharadas de miel

Modo de preparación:

Si vas a utilizar tomillo fresco, pica las ramitas, coloca en una taza el tomillo en polvo o picado y cúbrelo con agua hirviendo, dejándolo reposar por al menos quince minutos. Transcurrido ese tiempo, agrégale las dos cucharadas de miel y ya puedes beber este delicioso té para apaciguar los ataques de tos.

Sopa de pollo

Nada mejor que una buena sopa, de esas como las que hacían nuestras abuelas, para acabar con la molesta tos. El calor de la sopa descongestionará tu pecho y los aminoácidos contenidos en la carne del pollo ayudan a aflojar y diluir los mocos.

Las hierbas y especias actúan como agentes antimicrobianos. Ahora ya sabes por qué la sopa ha sido utilizada durante generaciones para tratar los resfriados y las gripes.

Ingredientes:

  • Tres tazas de pollo cocido
  • Dos cucharadas de aceite
  • Una cebolla picada
  • Tres dientes de ajo picados
  • Una papa cortada en cubos
  • Dos tazas de caldo de pollo
  • Tres zanahorias picadas
  • Dos apios picados
  • Una cucharada de sal
  • ½ cucharadita de sal
  • Una cucharada de salvia fresca
  • Una cucharadita de tomillo
  • Una cucharadita de romero

 

 

Loading...

BIENVENIDOS A MUNDO RECETAS

Loading…

error: Content is protected !!